Contrato de un padre a sus hijos antes de adoptar un PERRO!

Un perro no es ningún juguete, y tener uno conlleva una serie de responsabilidades que hay que cumplir, como sacarle a pasear mínimo tres veces al día, alimentarle correctamente, vacunarle y llevarle al veterinario cada vez que haga falta, y darle mucho cariño, siempre y no solo cuando a ti te apetezca, y eso es lo que hay que enseñarles a los niños, por eso este padre decidió adoptar un perro por que querían sus hijos, pero con unas condiciones previas, firmadas por los niños y que tenían que estar de acuerdo y cumplir en todo momento…

Aquí va la carta en inglés:

fotonoticia_20160728124724_800

Aquí está la carta traducida al castellano:

‘CONTRATO FAMILIAR DEL PERRO’   

”Podemos tener un perro si todos estamos de acuerdo en los siguientes términos:

1.- Papá nunca recogerá caca del perro. Jamás. Las cacas del perro serán recogidas, al menos, 3 veces por semana por los niños para satisfacción de Papá.

2.- El perro estará bien entrenado para hacer caca en el patio lateral. (Molaría en la valla de Bárbara). Todos los miembros de la familia están de acuerdo en que las cacas del perro no tolerarán en el césped delantero o trasero.

3.- El perro debe ser pequeño. No debe pesar más de 7 kilos.

4.- El perro no se perderá. En absoluto.

5.- El perro no babeará ni moqueará.

6.- El perro no arañará el suelo. A Papá no le interesa cómo se prevenga esto -uñas cortadas, botas para andar, cirugía para quitárselas, etc. Todas las partes acuerdan que el perro no debe arañar el suelo.

7.- Papá nunca tendrá que bañar al perro. Además, si Papá decide que el perro huele, un niño deberá lavarlo en menos de 24 horas.

8.- Si el perro produce cualquier desastre dentro de casa y no funcionan los productos de limpieza modernos, se autorizarán productos químicos nocivos en un esfuerzo para eliminar manchas y/o olores.

9.- Papá tendrá un veto sin restricciones sobre el nombre del perro.

10.- El perro no comerá comida orgánica, gourmet o especial de dieta para perros. Todas las partes acuerdan que la comida para perros de siempre está bien.

11.- Nunca se referirá al perro como si fuera un hijo o un hermano. Todas las partes acuerdan que el perro es un perro.

12.- El perro no estará incluido en la tarjeta de felicitación familiar de Navidad. Si apareciera, el perro no sería protagonista en la foto.

13.- Los niños prometen no dejar de querer nunca al perro ni aburrirse de él. Todas las partes acuerdan que el perro es responsabilidad de los niños para toda la vida.

Admitido y acordado:

Amy, Jessica, Casey y Samantha.’