Limosna para comer o para unos implantes de pecho. Experimento SOCIAL!

Cada día nuestra rutina es marcada de comidas, pero para muchas otras personas en el mundo no es asi: el hambre es una condición fisiológica que el ser humano difícilmente puede sostener, sobre todo…

El numero de personas sin hogar ha crecido de manera desmesurada en los últimos años, pero la situación más alarmante es el hecho que siempre menos personas se interesan de ellos…

¿Qué tipo de sociedad estamos construyendo? Responder esta pregunta no es sencillo, pero sí podemos reflexionar al ver este vídeo, y es que cuando veas el vídeo, quiero que reflexiones por un momento en lo que se está convirtiendo el mundo que estamos construyendo…

portada-experimento

En este vídeo podremos ver cómo un hombre sin hogar pide algo de dinero para poder llevarse un trozo de comida a la boca en una concurrida calle comercial. El hombre, sentado en el suelo con un cartel, solo intenta pedir un poco de limosna para comer tímidamente…

Después, una chica atractiva coloca una mesa para pedir dinero con la única finalidad de hacerse una operación de aumento de pecho. Ella ni si quiera pide el dinero, solo está ahí parada con el cartel, pero no le hace falta nada más para llamar la atención y que la gente se acerque…

sin hogar

Y es que incluso se juntan en la misma calle, a unos metros el uno del otro, y no hay duda quién capta la atención de la gente y consigue una pequeña ayuda económica….

Y es que la demostración de que la gente sin hogar y sin comida son invisibles a los ojos de los transeúntes, nos lo da este vídeo:

Esta es la sociedad que tenemos pero ¿es la que merecemos? Y lo que es más importante, ¿podemos cambiarla? 

Fuente: lavozdelmuro

787 thoughts on “Limosna para comer o para unos implantes de pecho. Experimento SOCIAL!

Deja un comentario